Cuidar sus riñones evitará que sea parte de las más de 40 millones de personas que mueren a causa de enfermedades renales en el mundo

Los riñones tienen el tamaño aproximado del puño de la mano y se encuentran en la espalda arriba de la cintura; y realizan diversas funciones importantes en el organismo: eliminan los desechos, controlan los líquidos del cuerpo,  regulan la presión arterial, controlan la producción de las hormonas y son importante para la salud de nuestros huesos.

De acuerdo a la Dra. Laura Muñoz, de la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico, la Enfermedad Renal Crónica es la pérdida progresiva e irreversible de la función de los riñones la cual no tiene cura, pero se puede prevenir.  

Por ello es importante identificar los síntomas, aunque estos se presentan en las últimas etapas de la enfermedad. Algunos de estos síntomas son: malestar generalizado, mal sabor de boca, calambres, se hinchan los ojos y pies, surgen cambios en la coloración de la piel.

Estos síntomas son parte de la afección renal, la cual es una enfermedad crónica no transmisible y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud -OMS- 41 millones de personas fallecen a causa de esta enfermedad. 

Existen 8 reglas de oro por la Asociación Internacional de Nefrología, que son hábitos para cuidar los riñones, tales como:

1.    Revisar los niveles de glucosa en sangre

2.    Controlar la presión arterial 

3.    Mantener una alimentación balanceada 

4.    Cuidar y mantener un peso adecuado 

5.    Realizar ejercicio físico como mínimo 30 minutos diarios 

6.    Evitar fumar

7.    Evitar auto medicarse

8.    Visitar al médico una vez al año para realizar un chequeo general  que incluya examen de sangre y orina

Otras formas de cuidar los riñones son:
•    Limitar el consumo de licor, de carnes rojas, sal, consomé y grasas saturadas, así como el exceso de suplementos proteínicos, aguas carbonatadas y bebidas energizantes. 

•    Mantener una buena calidad del sueño y descansar lo suficiente
La enfermedad renal crónica suele está asociada al sobrepeso u obesidad, al inducir o empeorar la diabetes e hipertensión, debido a que genera cambios metabólicos y representan una gran carga para los riñones. Por tal razón, las personas hipertensas y/o diabéticas tienen un 83 % más de riesgo de padecer una enfermedad renal crónica en comparación con las que tiene un peso saludable y deben mantener un chequeo constante con un médico especialista.

DESCARGAR ARCHIVOS (XLS y/o CSV)

Más contenido relacionado a esta institución

Este 13 de marzo se cumplen dos años desde que se confirmó el primer caso de coronavirus en Guatemala; desde entonces, se ha reportado 804 mil 709 casos, han fallecido 17 mil Leer más...
Ante la llegada de la época de frio es necesario cuidar de nuestra salud, ya que puede afectar nuestro sistema respiratorio y entre las enfermedades más comunes están el resfr Leer más...
Incluye:
Para formar buenos ciudadanos, los padres de familia deben criar a sus hijas e hijos en un entorno de amor, cariño y cuidados. Escucharlos y comunicarse son de los factores má Leer más...
Incluye:
Cada mes la Unidad Nacional de Oftalmología refiere a la Clínica de Trauma Ocular aproximado entre 290 a 300 pacientes para consulta, de los cuales casi la mitad requieren cir Leer más...
Incluye:
El  Laboratorio Nacional de Salud -LNS-, en coordinación con los laboratorios de las Unidades de Atención Integral -UAI- de los hospitales Roosevelt, San Juan de Dios y Region Leer más...
El  Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MSPAS- actualizó el Tablero de Alertas Sanitarias COVID-19; para los próximos 14 días se establece 12 municipios en alerta Leer más...
Incluye: